Translate

lunes, 22 de diciembre de 2014

Luces de Navidad

 En aquel ir y venir agitado entre la gente, en el que todo el mundo parecía tener prisa, me movía yo tapada hasta las cejas con mis manoplas, gorro y bufanda de lana por la que sobresalían unos ojos abiertos de par en par ante aquel despliegue de luz y color de las calles.  Era mi barrio y mi barrio se había vestido de Navidad.
Recuerdo a aquel guardia urbano en medio de la confluencia de cuatro calles subido en una especie de pedestal como si él propiamente fuera una rotonda, a su alrededor tenía cajas de turrones, latas de frutas en almibar, y por aquel entonces champagne.
Hubieron dos sonidos, aparte de los villancicos propios de las fechas, que hicieron característica nuestra Navidad, uno cuando nos llamaban, desde el recien estrenado interfono, esos profesionales que convivían el día a día con todos nosotros y subían a  nuestras casas y nos daban una pequeña tarjetita  en la que, además de un bonito dibujo con motivos navideños podías leer " El butanero, el cartero, el basurero.... les desea felices fiestas" y que, después de darles unas pesetillas como aguinaldo, bajaban las escaleras la mar de felices. Otro sonido fué (y sigue siendo) los niños de San Ildefonso, esa música celestial que a muchos les cambiaría la vida y que, todo sea dicho, rimaba mejor con pesetas que con euros, pero te tocara o no ese capricho del azar, estaba claro que con esas criaturas y con aquel olor que desprendía la cocina en la preparación con antelación de su primera bacanal navideña, se había dado el pistoletazo de salida a esa tan esperada por aquel entonces Navidad.

Recuerdo los adornos de mi casa, solo habían bolas que si caían al suelo se hacían añicos y unas cintas que enrredábamos a todo como si fueran serpientes y que te quedabas bizco mirándolas, y como no... el belén, al que yo no le daba descanso, ahora muevo una oveja, ahora cambio de sitio a una gallina.. estaba claro que fueron mis primeros contactos con el mundo miniaturil.

Escribiamos postales a familiares y amigos con unos dibujos que podía mirar y remirar de lo que me gustaban y todas empezaban igual con aquel encabezamiento más popular que el TBO: "Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, os desean...." , y en el tiempo que escribíamos una ahora hacemos extensivas más de cien  felicitaciones por wathssap. 

Jugábamos a comer polvorones  debajo de la mesa y a ver quien era capaz de decir "pamplona" sin poner perdido de migas al de delante, y eso sí, los comiamos a placer y sin una gota de colesterol. Planeábamos las mil y una alli abajo entre los pies de los mayores mientras les oíamos reir y cantar. Y cuando salíamos de  nuestra "cueva" y, tras apurar algún que otro vaso o copa de champagne, no teníamos  ningún problema en sumarnos a aquella escolanía que no tenía más instrumentos que una pandereta, una zambomba y una botella de anís.




- Dicen que las calles de las ciudad están preciosas
- volveremos antes de las 9 Susan
- de acuerdo, cuando volvais id directamente a casa de Edward y Sophie, estaremos todos allí
- COF, COF, COF
- Rachel, no dejes comer a Peter nieve, tiene muchísima tos
- no te preocupes, lo haré


- Qué lo paseis bien chicos!!
- adiós, adiós! vamos a ver las luces de Navidaaaad!!
- yupiiii COF, COF, COF.. yupiiiiiii!!
- Hasta luego!!


- Sujetaos chicos! nos espera la ciudad llena de luz
- zi, zi, COF, COF, COF

Tan solo unos kilómetros les separaban de la ciudad. Se dirigieron hacia ella con la ilusión de ver como las luces de Navidad se había propagado por sus calles.


Aparcaron en las afueras y comenzaron a bajar travesía abajo. Aún no era noche cerrada pero las luces iluminaban ya sus calles. Los niños caminaban con los ojos muy abiertos y emocionados en medio de aquel despliegue de color.


- Fijaos que bonitooo!!
- es precioso, que iluminado está todoooo
- COF, COF, COF, ziiiii que monitoooo!!! COF


La noche cayó por completo en la ciudad.

- ¿os habeis fijado? es como si las estrellas hubieran bajado del cielo y se hubieran posado sobres las casas
- Siiiiiiiiii, qué bonito (todos a coro)
- COF, COF.. ziiiiiii!!!


A cada paso que daban sus ojos y también su corazón se iba impregnando de aquella recien estrenada Navidad


- Eh chicos! al principio de esta calle llegando al parque cuando hemos pasado con el coche he visto un puesto que vendían castañas... ¿os apetecen?
- siiiiii!!!!! (todos a coro) siiiiii!!!
- ziiiiii!!! COF, COF, COF


Aquella noche, a pesar de su luminosidad, era gélida como el hielo y aquella caseta en medio del parque, desprendía un calor casi tan agradable como su aroma.


- Buenas noches Sra.
- buenas noches joven
- queríamos seis papelinas de castañas, por favor
- ahora mismo señorita
- COF, COF, COF, COF....


- tienes mucha tos, pequeño
- zi, COF, COF...
- no se le quita con nada, ni con jarabe, es que le gusta comer nieve y se le enfría la garganta y tampoco puede dormir por las noches cuando le da
- si, si, ya veo


La castañera se disponía a hacer las papelinas. Parecía una mujer muy solitaria, y en su mirada había algo difícil de descifrar


- tomad niños, os vendrán muy bien con el frío que hace esta noche
- gracias señora....
- gracias
- COF, COF..


- Aquí aparte tengo unas castañas que no están asadas, están cocidas y en el agua he añadido una ramita de salvia que yo misma recolecto en el bosque donde vivo. Tiene la propiedad de sanar las dolencias de garganta.......


- .....son para tí pequeño, ¿te llamas Peter, verdad?
- glups!! COF, COF..  zi..y tú.... cómo lo sabez??
- casi todo está escrito en el cielo y esta noche especial las estrellas brillan más que nunca y nos transmiten muchos mensajes si sabes interpretarlos


- Feliz Navidad chicos, id con vuestras familias que os están esperando
- Hummmm! que calentitazzz
- Feliz Navidad para usted también señora.


- Ehh Peter a dónde vas?? se nos ha hecho muy tarde!!
- zi, zi, un momentito... ya voy!! COF, COF


- Zeñoda! yo no ze leed en laz eztrellaz.... ¿cómo te llamaz tú?
- mi nombre es Margaret....
- y.... en ezta cazita que no tene puedta hace frío, vivez aquí?


- oh, noo!! ven acércate te diré un secreto.  Yo vivo en un bosque a cierta distancia de aquí, allí casi todo es posible, hasta recolectar hierbas que te van a curar esa tos, y no te preocupes pasaré la noche  en compañía y junto a la lumbre
- Ahhhhh!!! COF, COF..


- Adioz señoda Madgared, y feliz Navidad!!!!
- Feliz Navidad pequeño!!


Subieron al coche, atrás iban dejando la luminosa ciudad. La oscuridad iba ganando terreno y con ello las estrellas lucían con más intensidad en aquel cielo de diciembre.
Finalmente llegaron a su destino


- Ven Rachel, dame a Peter
- sí, se ha dormido... ¿te has fijado? no ha tosido en todo el camino
- es verdad

Y ya en  casa


- Hola chicos! ¿qué tal todo? ¿estaba bonito?
- Oh siiiiiii!!! estaba precioso
-----
- ven Peter que te quito el abrigo
- anone eztoy??
- en casa, te has quedado dormido en el coche.... y has dejado de toser


- papá! papá! ya no tengo toz! laz caztañas mágicaz me la han quitadoooo!!
- ¿castañas?


- ziiiii!! ez una zeñoda que tene un bozque de plantaz mágicaz para curad todo todo
- Oh! que interesante, pero ahora no vuelvas a comer nieve ¿eh?
-------
- Hola Patuco!!


- Eh!! ¿qué es todo este alboroto?
- mamaaaaá qué bonita estaba la ciudad!!
- ¿ah si?


- si, también hemos comido unas castañas riquiíiiisimas, las vendía una señora en el parque, era una señora un poco.... rara
- si era como si fuera una.... bruja, pero parecía buena, a Peter le ha dado unas castañas y no ha tosido desde que las ha comido


- ¿es cierto eso Peter? por favor Rachel quédate con Elizabeth mientras acabamos la cena
- claro  Susan, dámela
- zi mami, zi, ya no tozo, edan unaz caztañas mágicas y misteriosaz
- Qué bien! ahora no vuelvas a comer nieve ¿eh?  Niños id a dejar los abrigos a las habitaciones!


- Amy, ¿te diste cuenta lo que dijo la castañera de que sabía leer en las estrellas?¿y que recogía hierbas que curaban las cosas?
- si Lucy ¿crees que las brujas existen?


- qué señora tan rara ¿verdad Robin?
- ¿te refieres a la castañera, no? La verdad es que sí, deberíamos de investigar un poco de ella ¿dónde debe vivir? dijo algo de un bosque


Y peter se asomó por la ventana para mirar al cielo, a ver si en él encontraba algún mensaje, pero a diferencia de Margaret, para él las estrellas solo significaban puntos más o menos luminosos. ¿Quién sería aquella enigmática mujer? algún día lo averiguaría y le pediría que le enseñase a leer en el cielo...


Aquel 24 de diciembre, Nochebuena, todos reunidos alrededor de la mesa en paz y armonía daban la bienvenida a la Navidad....


..... todos, hasta el pequeño Nicholas que, visiblemente solo para los niños, les acompañaba en aquella entrañable noche......


.... y Peter que, lejos de mantener el secreto, proclamaba a los cuatro vientos su milagrosa curación.....

- zi, zi, eda una señoda que me dió unaz caztañaz mágicaz que curan todo, todo y todo y leyó mi nombe en el cielo y bla, bla, bla...
- gu, gu, gu..


.....y en aquella casa,  lejos de la ciudad, envoltada en árboles y oscuridad, Margaret, como bien dijo ella, celebraba la Navidad al lado de la lumbre  y con aquellos personajes del bosque que, junto con ella, hay quien cree que solo existen en nuestra imaginación. Y bailaron y cantaron  felices hasta que salíó el sol.


Victoria, (victoriacm en el foro de tusminiaturas) no se si hacía falta cocer las castañas con una ramita de salvia o con todo el cariño que pusiste en su elaboración ya eran capaces de curar hasta la más persistente tos.   Gracias por todos esos detalles que me enviaste y que ahora ya forman parte de mi pequeño rincón.

Bueno, y ahora en nombre de mis pequeños personajes, los reales y los que no, y sobretodo en el mío propio quiero transmitiros mis mejores deseos para tod@s vosotr@s, y que, pese a las dificultades que muchas veces nos rodean, no perdamos jamás la capacidad de soñar.

                                                           Feliz Navidad !!!!!!

9 comentarios:

  1. Estoy emocionada y agradecida de poder formar parte de ese asombroso mundo que has creado y que compartes con todos nosotros.
    Tus historias, siempre me llegan al corazón. Tus personajes, están anidados ahí desde que les conocí. Y en ti veo a alguien especial y llena de ternura, sensibilidad y magia que nos hace disfrutar y soñar con cada foto y cada palabra que nos regalas.
    Te deseo una muy feliz Navidad, a ti, a los tuyos y como no, a los queridos personajes de Bristol.
    Con mi mayor agradecimiento, un fuerte abrazo.
    Victoria

    ResponderEliminar
  2. Genial ! Marga la primera parte la has contado igual que si fuera mía, el guardia urbano que me has echo recordar que se llamaba Laureano y del que no me había acordado en montones de años.. y que si se les daba" el aguinaldo".. y como no la zambomba y la pandereta...que añoranza.. Y tu historia como siempre deliciosa ,con esa castañera tan entrañable y cuyas castañas también tengo de nuestra buena amiga Victoria.Feliz Navidad y te esperamos en el 2015 con mas historias .Muchos besos. Santiaga

    ResponderEliminar
  3. Feliz Navidad a ti también , que disfrutes tanto como lo hacen tu pequeña familia de Bristol, y que el año que viene nos sigas emocionando con tus historias, gracias por hacerlo.
    Un abrazo,
    Almudena (almuhada)

    ResponderEliminar
  4. Como siempre,me has hecho rememorar mi infancia,esas navidades que con tanta ilusión esperábamos durante todo el año,porque eran mágicas al igual que tus historias y ésta especialmente ya que entre Victoria,la señora Margaret y tú nos habéis quitado no solo la tos,sino también cualquier pesar que hubiera en nuestro corazón,aunque solo sea un ratito,pero ha sido un ratito de felicidad!!!!
    Muy felices navidades Marga y espero que el nuevo año llegue cargado de cosas buenas y de preciosas historias de nuestros amigos de Bristol!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tu que sabes, dile a esa señora que a mi también me enseñe a leer las estrellas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Ohhh...querías hacerme reir y llorar??pues lo has conseguido!!!...y por cierto Annia tiene desde que hemos leído esto juntas...COF COF...jaja...felices de verdad,fiestas!

    ResponderEliminar
  7. Lo has narrado exactamente igual que cuando yo era pequeña, que recuerdos y que bonito. Preciosa historia.
    Felices fiestas tambien para tí y todos los tuyos.

    ResponderEliminar
  8. qué recuerdos tan maravillosos has traido a mi mente. Aquellas Navidades fueron y serán únicas.
    Estrella del norte, faro de alta mar....brillas como cada una de tus historias.
    MI querida hermana sólo te quiero dar y decir dos cosas: mi eterna gratitud y un infinito te quiero

    ResponderEliminar